Hay una recompensa para quien descifre este código de más de 200 años

Unos 4 años atrás, en el pequeño pueblo francés de Plougastel-Daoulas, se halló una roca, solo visible durante la marea baja. La misma estaba tallada con inscripciones de unos 230 años de antigüedad , pero hasta ahora nadie ha logrado descifrarlas.

El texto ocupa por completo uno de los lados de la roca y está escrito principalmente en mayúsculas, pero también hay dibujos, incluido un barco de vela. Se pueden ver dos fechas: 1786 y 1787.

“Estas fechas corresponden más o menos con los años en los que varias baterías de artillería protegían Brest y especialmente el Fuerte de Corbeau, que está justo al lado – explica Veonique Martin, responsable del llamamiento realizado por el ayuntamiento de Plougastel-Daoulas – .Esta inscripción es un misterio y es por ello que hemos lanzado la convocatoria”.

La propuesta va dirigida a lingüistas, historiadores, académicos, estudiantes o gente aficionada a los enigmas que descifra códigos como pasatiempos. Un jurado se reunirá para elegir la sugerencia más plausible y otorgar la recompensa, de unos €2000, a finales de noviembre.

image
FRED TANNEAU/AFP/Getty ImagesGetty Images

Es algunas de las partes se puede leer: “ROC AR B… DRE AR GRIO SE EVELOH AR VIRIONES BAOAVEL… R I OBBIIE: BRISBVILAR… FROIK…AL”. Pero se desconoce si es vasco, bretón antiguo u otra lengua.

Por lo tanto si eres fanático de los enigmas, te abstraes con los códigos, aquí tienes un desafío.

Post: Sergio Osorio

Fuente: quo.es