Dieta contra el sobrepeso

Foto: muyinteresante.es

El sobrepeso y la obesidad se definen como una acumulación anormal o excesiva de grasa que puede ser perjudicial para la salud”. Si estás experimentando este problema, seguro que tu médico ya te ha dicho que debes seguir una dieta contra el sobrepeso.

Sin embargo, esto es más complicado de lo que se podría suponer en un primer momento. Son muchas las personas que luchan contra el sobrepeso, la adicción a la comida y demás problemas alimentarios. Por otro lado, se ha vuelto muy popular todo aquello relacionado con el término “fitness” que busca formar personas atléticas y saludables. Su principal objetivo es que se sientan y vean atractivas a través del ejercicio y la buena alimentación.

Para crear una dieta en contra del tan peligroso e indeseado sobrepeso te recomendamos incluir los siguientes alimentos:

Alimentos reguladores:

Los alimentos que se incluyen en este grupo son las frutas, hortalizas yverduras. De preferencia se deben consumir crudas o frescas. En caso de elegir cocinarlas, asegúrate de evitar la grasa y la sal.

  • En este grupo también se incluye lácteos como la leche y quesos. Estos combaten y controlan el sobrepeso ya que son ricos en proteína a pesar de tener un pequeño porcentaje de grasa.
  • El huevo es otro ingrediente clave al ser alto en proteínas y lípidos. Lo único que debes considerar es que su cocción debe evitar toda clase de frituras y aceites de mala calidad.

Foto: sialaleche.org

Alimentos energéticos:

Este grupo se encarga de aportar las grasas saludables en la dieta contra el sobrepeso. Está conformado por alimentos grasos de gran calidad como el aceite de coco o aguacate; asimismo, es importante que al momento de preparar las comidas se evite el uso excesivo de aceites poco saludables.

Foto: as.com

Alimentos constructores:

La primera base de la dieta contra el sobrepeso tiene como principal elemento las proteínas y minerales. Los alimentos recomendados para contrarrestar el sobrepeso de este grupo incluyen los lácteos como el yogur entero, quesos bajos en grasa o la leche desnatada.

  • En este sentido, es importante considerar que deben ser bajos en grasas y ligeros. De lo contrario, el peso podría aumentar.
  • Por otro lado, es indispensable la ingesta  de diversos tipos de pescado varias veces a la semana. En cuanto al consumo de carnes, lo mejor es buscar los cortes de mejor calidad y que contengan la menor cantidad de grasa posible. Además, es recomendable que elimines cualquier indicio de grasa de la carne que elijas consumir.

Foto: biotrendies.com

Tomado de: mejorconsalud.com