Algunas bebidas disminuyen el estrés (Fotos).

Una de las bebidas más efectivas para relajarnos y combatir el estrés es la leche caliente, que podemos consumir media hora antes de ir a la cama para dormir plácidamente

Es una costumbre extendida tomar café para despertarse, pero pocas personas saben que algunas bebidas disminuyen el estrés.

Más allá del yoga, el ejercicio y las sesiones de relajación, existen líquidos que nos ayudan un poco a recuperar el equilibrio.

De hecho, existen bebidas naturales que nos ayudan a incrementar la cantidad de neurotransmisores relacionados con la felicidad y la relajación.

Algunas de están se encuentran en nuestra cocina y olvidamos recurrir a ellas. Veamos cuáles son.

El té y sus variaciones para calmar los ánimos

teverde-menta

Probablemente hablamos de la bebida natural más efectiva para calmar los nervios y apaciguar el ánimo.

No obstante, no todas las infusiones son útiles para lograr este fin e, incluso, algunos tipos tienen altas cantidades de teína. En esos casos el efecto podría totalmente el  opuesto.

Una de las versiones más saludables de esta sustancia también nos ayuda un poco a relajarnos.

Se trata del té verde, el cual es conocido por ser rico en antioxidantes, además de ser es un excelente digestivo. Su efecto antiestrés se debe a la presencia de un componente llamado teanina.

La teanina interviene directamente en la liberación de serotonina y dopamina. Las sustancias psicoactivas estimulantes de este tipo de té reducen tanto la tensión mental como la física.

Otro producto que tiene poderosos efectos antiestresantes es el té de moringa. Esta planta de origen tropical es muy utilizada en Latinoamérica y África para calmar al individuo y controlar la tensión.

Leche caliente: una solución tradicional

mujer bebiendo leche

Este alimento ha sido utilizado por muchas generaciones para dormir a los más pequeños. Su efecto relajante se debe a dos sustancias: el aminoácido triptófano y la proteína del suero de leche.

Ambas desempeñan un papel fundamental en el incremento de los niveles de serotonina producidos en el organismo.

Para que el efecto sea el deseado lo recomendable es beber nuestro vaso de leche tibia 15 o 20 minutos antes de dormir. Esta solución no es apta para personas alérgicas y con intolerancia a la lactosa.

Si bien la leche y el té son quizás las bebidas que tienen un mayor reconocimiento a la hora de relajarnos, lo que quizás no sabías es que algunas bebidas disminuyen el estrés y están conformadas básicamente por frutas naturales.

Jugos de frutas relajantes: El kiwi y la cereza

Jugo de kiwi, espinaca y lechuga

La vitamina C ayuda a elevar nuestras defensas y también nos permite calmarnos un poco luego de un día difícil. En este sentido, toda fruta cítrica tiene la capacidad de reducir los niveles de cortisol de forma moderada.

Debemos recordar que el cortisol es una hormona que se produce durante episodios de estrés. Así pues, la naranja, la mandarina, la toronja y el limón deben estar siempre entre nuestras opciones cuando vamos a la compra.

Dos frutas particulares han arrojado resultados muy positivos con respecto a sus propiedades antiestrés: el kiwi y la cereza.

  • El kiwi conserva altas cantidades de vitamina C y activa una serie de enzimas que incrementan el nivel de energía útil.
  • Con respecto al jugo de cerezas, el mismo activa en el cuerpo los niveles de melatonina. Esta es la hormona que regula el descanso y las horas de sueño en los seres humanos.

El agua también ayuda a disminuir el estrés

Bebe mucha agua

Si no tenemos frutas o una batidora a la mano, un vaso de agua será la solución momentánea a nuestra ansiedad.

De hecho, existen cuadros de estrés que son originados o favorecidos por la deshidratación. Por eso, el primer paso que debemos tomar al sentir alguna tensión es hidratarnos.

El agua es un ingrediente fundamental en nuestra alimentación, y hay que tomar una buena dosis diaria.

Además, el solo hecho de consumir agua nos ayuda a producir endorfinas. Estas son sustancias similares a los neurotransmisores que nos generan sensación de bienestar.

Bajo esta perspectiva, podemos entender que el agua tiene incluso ciertos efectos analgésicos, limitados pero efectivos.

Recordemos que las endorfinas están relacionadas a lo que sentimos cuando tenemos actividad sexual o escuchamos una música que nos agrada.

Lo cierto es que algunas bebidas disminuyen el estrés y podemos recurrir a ellas antes de llegar a casa. Jamás dudemos en hacerlo durante los peores momentos.

Post. Esdras López

Fuente: Mejor con Salud