La cabeza tras la decisión es la del hijo, Jesse. Cuando su mujer quedó embarazada, sus padres acudieron a su hogar para ayudar. Ahí decidió que sus hábitos debían cambiar. Comenzaron una dieta combinada con ejercicio. Como fotografo que es, también optó por plasmar la evolución. Una foto cada 10 días atestiguaba cómo la familia china cambiaba. Al final, han quedado prendados del estilo de vida fitness, por lo que lo mantendrán de cara al futuro.

Las imágenes del antes y el después se pueden ver en la  cuenta de Instagram de Jesse. Un cambio alucinante para bien que se refleja en los ahora esculturales cuerpos de padre e hijo. Estas son algunas de las fotografías que muestran más explicitamente la mejora física que ha sufrido la familia china que decidió adelgazar a la vez.

I have a plan.

Una publicación compartida por 小野杰西 @Xyjesse (@xyjesse) el

Yeah. Just one month. We will see after 5 months. #muscle #gym #fitness

Una publicación compartida por 小野杰西 @Xyjesse (@xyjesse) el

My cool father. You are amazing.#father #fitness #gym #muscle #bodybuilding

Una publicación compartida por 小野杰西 @Xyjesse (@xyjesse) el

With my daddy #daddy #fitness #gym #muscle #bodybuilding #sport

Una publicación compartida por 小野杰西 @Xyjesse (@xyjesse) el

My daddy #daddy #fitness #gym #muscle #bodybuilding #sport

Una publicación compartida por 小野杰西 @Xyjesse (@xyjesse) el

Yeah. Look at me 🤗💪🏽#fitness #gym #muscle #bodybuilding #sport

Una publicación compartida por 小野杰西 @Xyjesse (@xyjesse) el

Yes.we did it #fitness #gym #muscle #bodybuilding #sport

Una publicación compartida por 小野杰西 @Xyjesse (@xyjesse) el